jueves, 15 de enero de 2009

Soy para ti

Estoy en casa.

No llevo nada más que mi ropa interior.

Y me encantaría que vinieras.

Que entraras, sin vacilaciones, sin dudas, seguro de ti mismo, con ese aire de chulo que me pierde.

Mírame y haz que me moje sólo de leer lo que me dicen tus ojos.

Quítate la camisa. A cierta distancia de mí.

Desafiante empieza a abrir el pantalón.

Entonces acércate a mí. Confiado. Imponente.

Pónme la polla en la boca, métela, úsame para tu placer. Y no me consultes, no busques mi permiso, simplemente disfruta, déjate llevar, lléname de leche. Decide tú.

Trátame así. Y conseguirás que me moje. Que te desee.

Baja la yema de tu dedo acariciando mi canalillo y baja hasta mi entrepierna.

Coloca la mano sobre mi coño. Cuando encuentres mi tanga mojado, susúrrame mirándome con cara de morbo: "pero qué puta eres". Y lleva tus dedos a mi boca, para que me excite con mi propio sabor.

Échame en la cama. Quédate de pie. Con la rodilla sobre la cama.
Pajeándote para mí. Y cuando yo intente tocarme, retira mi mano, dime "ahora no".

Fóllame. Mis piernas sobre tus hombros. Abierta. Indefensa. Hazlo con furia, con intensidad.
Cambia de ritmo cuando mis gemidos empiecen a sucederse en el tiempo y se acerque mi orgasmo para que no me corra. Quiero que saques a la zorra que llevo dentro.

Cuando estés a punto de correrte, embiste con fuerza y a un ritmo constante.

Si notas la leche subiendo por tu polla, a punto de descargarse dentro de mí, mírame con los ojos brillando de excitación y dime: "quiero que te corras ahora, que me empapes...." y me sentiré tan cachonda que me correré a la vez que tú descargas tu leche y me llenas de ella.

Te animas a venir?

9 comentarios:

  1. nunca me han pedido algo así ... pero si insistes voy... dime lugar y hora ...

    ResponderEliminar
  2. seguro que habra ido..sin pensarselo vamos¡¡
    muakuusss

    ResponderEliminar
  3. Pues no vino,no.

    No vino nadie.
    Esa es la pena

    ResponderEliminar
  4. Ufff, tremendo... me extraña que no haya ido. Seguramente es porque no sabe lo que le espera. ¿Se lo has contaste a él?
    Besos, y suerte a la próxima...

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! Gracias por visitarme. Mi Marina es sólo un ideal de una mujer especial que conocí y a la que idealicé demasiado. Pero algún día espero encontrar mi ideal real, aunque no se llame Marina.

    A todo esto, con la sugerente invitación de la entrada lo extraño es que nadie acudiera a la llamada.

    Cuenta conmigo también para seguir leyéndote...

    ResponderEliminar
  6. Esta tarde le mandé un mail parecido a alguien que siempre cae...

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Mónica,
    te deseo suerte.
    A ver si cae hoy también. Jeje

    ResponderEliminar
  8. mmmm me encanta que saquen la zorra que llevo dentro,
    me encanta tu blog
    mua!

    ResponderEliminar

Susurra lo que te apetezca...