domingo, 9 de mayo de 2010

30-30-40

A veces me han preguntado cómo se sabe o en base a qué digo yo que alguien es bueno en el sexo oral.

Es, diría yo y en mi modesta opinión, una mezcla de varias cosas.

Un 30% es técnica. Es saber mover la lengua, llevar los tiempos, controlar la intensidad.
Es saber que al principio está más sensible, que hay que ir más despacio.
Distinguir en función del grado de excitación de ella con qué intensidad empezar.
Saber preparar la zona, acelerar la respiración acercándose pero sin llegar a lamer aún.
Controlar movimientos, ser igual de certero moviendo la lengua abajo y arriba que en círculos o en espiral.
Ser capaz de mover la lengua y a la vez penetrar con los dedos sin que ninguno de los dos movimientos pierda en intensidad (parece fácil pero a algunos les cuesta tanto como caminar y masticar chicle a la vez).
Dominar los lametones intensos pero fugaces combinados con los movimientos largos y constantes, saber succionar y arrancar con ello gemidos de placer y no de dolor, imprimir en cada momento la mezcla perfecta de intensidad y velocidad.
Saber hacerlo tanto si ella está echada como si está de pie con una pierna sobre tu hombro o sentada a horcajadas sobre tu cara.
Eso forma parte de la técnica.

Pero la técnica no sirve de nada si no va acompañada de un 30% de intuición y de capacidad de aprendizaje.
Es decir, no todas somos iguales. No nos gusta lo mismo o de la misma manera.
Hay que saber interpretar sus gestos, sus gemidos, sus movimientos.
Saber adaptarse a sus gustos, intuir lo que le vuelve loca, el movimiento o la vehemencia para que se deshaga en tu boca.
Hacer lo que ella te indica o te pide en un determinado momento para conseguir que su orgasmo alcance cotas de placer indescriptibles.

Sin embargo, ese 60% mezcla de técnica e intuición sólo se convierten en un 100% con la actitud.
Un 40% depende de que le guste. De que él disfrute, de que lo haga con ganas.
Algunos lo hacen como un trámite administrativo, como una fase más del proceso, como algo que no les gusta o simplemente que no les disgusta pero no les apasiona. Como una obligación, como quien hace la declaración de la renta.
Influye mucho en el placer que él lo haga porque de verdad quiere, que lo dé todo, saber que mientras lo hace está disfrutándolo, saber que su polla está como una piedra sólo de sentir la humedad en su boca u oír los gemidos de ella.
El sexo oral es, para mí al menos, no una preparación para la penetración sino un fin en sí mismo, una herramienta de placer poderosisíma, una droga dura que engancha. El placer que se alcanza con un orgasmo follando no es comparable a un orgasmo con la lengua. No sabría explicar por qué, es así simplemente, es más intenso, es más directo, es más.
Verle disfrutar mientras lo hace, notar que le gusta darte placer, saber que quiere hacerlo, que no es el trueque a cambio de una mamada, que no es una estación de paso antes de follar...eso pone, da morbo, incrementa el placer, lo hace mejor.
Tenerle entre las piernas, perdido entre tu humedad, deseando que te estremezcas, sus ojos brillando, su boca y los alrededores húmedos de ti, su polla dura por el simple hecho de dar placer. Todo eso te excita el cerebro. Propicia un orgasmo mental, no sólo físico. Te descoloca, te deshace, te derrite de gusto. Te invade cada neurona y multiplica el deseo.

La combinación de los 3 factores, éxito seguro.

16 comentarios:

  1. Completamente de acuerdo. Es más, yo pondría un 60 de actitud, un 25 de seguir el mapa de contoneos de la piel y el resto técnica y delicadeza para complacer.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Todo un arte,... el arte de dar placer.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Es muy palcentero para un hombre sentir que con la combinación de tu lengua y tus dedos, puedes lograr hacer vibrar a tu compañera. Sin prisa, dejándote guiar pos sus movomientos y sus gemidos. Entregándote ...

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo con Hyku: la actitud sobre todo... lo que más pone, lo que más gusta, es ver que a la otra persona le encanta lo que (te) está haciendo y cómo te está poniendo...

    Como siempre: para gustos, colores :)

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. cuentanos uno de tus mejores orgasmos teniendo sexo oral...

    ResponderEliminar
  6. Ya sabes que, en lo que a mí respecta, no puedo entrar en este tipo de debates con mis porcentajes. Aunque, puestos a opinar, a mayor porcentaje de actitud, mayores porcentajes en el resto. No se trata de determinar que el 100% sea el límite, nunca.

    Porque además, ¿qué pasa cuando - como bien dices - alcanzas un orgasmo mayor que la penetración y él no quiere pararse?

    Eso todavía multiplica más el porcentaje de actitud, como lo multiplica el prestar más atención a dar que a recibir y el disfrutar con los orgasmos de ella.

    besos amalados

    ResponderEliminar
  7. Cada una tiene sus gustos y pareceres al respecto, pero está claro que si se emplean bien esos porcentajes que mencionas y se aplica especialmente el de la actitud, de esa entrega que es recompensada con su propio disfrute y además el tuyo. Esa combinación de placeres de dar y recibir es una de las razones que hace especial y único el sexo oral.

    ResponderEliminar
  8. Me encantan tus %, todo cuadra...
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  9. Para mi es un placer en sí mismo.

    Aunque para gustos los colores, claro está.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Quizás la proporción debería ser aquella con la que tanto el "donante" como el "receptor" se olvidan de las proporciones...

    Como siempre, un placer leerte...

    ResponderEliminar
  11. ¿Y te pones a pensar en esto cuando tienes una lengua trabajando por esos sitios?

    ResponderEliminar
  12. Estoy de acuerdo
    Sin actitud, no hay aptitud que valga....

    mmmm, creo que me ha dado hambre.

    ResponderEliminar
  13. Que arte hija! Te explicas como un libro abierto. Besitos

    ResponderEliminar
  14. Hyku...
    No subestimes la técnica. Por mucho que alguien se empeñe, si no sabe, cuesta...

    Jauroles...
    Si dar placer es arte, quiero formar una pareja de artistas. Jaja.

    Truk...
    El mismo placer que me da a mí cuando le veo disfrutar a él. Si no se hace algo así con entrega, no tiene gracia.

    Secreta...
    Sí pero actitud sin técnica...

    Anónimo...
    Ya lo he hecho en el siguiente post.

    A.D.N....
    Es un esquema aproximado, para entendernos mejor, no es la panacea porque hay cosas que no caben en ningún esquema!!

    Lydia...
    Coincido contigo. El sexo oral es especial.

    Mónica...
    Un beso para ti. Que estás un poco desaparecida últimamente.

    Juancho...
    Eso está claro. Pero siempre puede mejorarse.

    Manolo Blog...
    Esa proporción es la perfecta. La que forma una combinación perfecta de todo para hacerte perder la razón y la cuenta del placer que sientes.

    Fernando...
    No, eso lo pienso después. Jajaja.

    Gal...
    Jajaja.

    Karnevoi...
    Con lo de que te entre hambre me entra hambre a mí también eh?

    La niña mala...
    Lo explico como lo siento.
    Besitos.

    Besos a todos.

    ResponderEliminar

Susurra lo que te apetezca...